Lo dijo Benigni:

"No hay nada más necesario que lo superfluo".

viernes, 19 de diciembre de 2008


Esa noche comprendí que no la merecía, que seguramente nunca la merecí.
No solo por todo lo que le había hecho sino porque ella es demasiado para mí.

9 comentarios:

  1. precioso... aun asi, hay personas por las q sentimos tantas cosas.. que parece q no nos caben en el corazón =)

    ResponderEliminar
  2. Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos...

    ResponderEliminar
  3. No te rebajes

    Odio tu blog xk siempre k entro empieza la maldita casa azul >_<

    ResponderEliminar
  4. creo que...nadie tiene porque merecer a nadie, y nadie es demasiado bueno para nadie...
    creo q el amor, una relacion, debe la union de dos personas que se admiran, tanto lo bueno como lo malo...
    no se si te sirve de algo,
    besos

    ResponderEliminar
  5. Bien lo dice la niña de la ventana: "nadie merece a nadie". Nos damos mucha importancia y cuando nuestra arrogancia desaparece 5 minutos, permitimos que alguien nos merezca.

    saludos^^

    ResponderEliminar
  6. Lo de que es demasiado para ti lo debe decidir ella. Un beso!

    ResponderEliminar
  7. cha chan chan... quien será el anonimo...


    XD


    que tension

    ResponderEliminar
  8. Anónimo dijo...

    Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos...
    20 de diciembre de 2008 12:53



    -A ese anónimo me refería-

    ResponderEliminar